El futuro de la atención al cliente son las relaciones proactivas

Cuando se trata de la atención al cliente, existen dos actitudes: reactiva y proactiva

Tu empresa tiene un problema

Recibes demasiadas devoluciones de calzado nuevo porque las tallas no son correctas... ¿qué haces?

ATENCIÓN REACTIVA

Un cliente añade unos zapatos a su carrito de compras.

El número que pide el cliente es incorrecto.

El calzado no le queda bien y tiene que devolver su compra.

Atención al cliente proactiva

Un cliente añade unos zapatos a su carrito de compras.

El cliente recibe un mensaje proactivo para informarle de cómo puede pedir el número correcto.

El cliente recibe los zapatos nuevos y se los pone para salir a cenar.

Todos los puntos del trayecto están conectados

El futuro de la experiencia del cliente es un equipo de soporte preparado para ofrecer un servicio proactivo en cualquier canal.