El punto de inflexión hacia la transformación digital

Diseña tu
presencia digital

La COVID-19 ha impulsado la adopción de la tecnología digital incluso más rápido que la fibra óptica y ha hecho más necesario que nunca seguir el ritmo de los cambios. Completa nuestra evaluación para crear una base sólida para tu experiencia de cliente digital.

La experiencia del cliente es más importante que nunca.

¿Cuánto tiempo tarda tu empresa en adoptar una nueva tecnología?

¿Cuánto se ha incrementado tu presupuesto de experiencia del cliente durante el último año?

¿En qué áreas tienes previsto hacer nuevas inversiones en 2021?

(marca todas las opciones que correspondan)

¿Estás añadiendo más canales de soporte para mejorar la experiencia del cliente?

TU RESULTADO:

Llegó el momento de actualizarte

Es posible que hayas hecho una incursión en la esfera digital, pero es el momento de pasar al siguiente nivel. Los clientes ahora esperan comunicarse contigo a través de varios canales, pero no estás lo suficientemente preparado para hacerlo.

¿Y ahora qué?

Nuestra guía práctica te ayudará a añadir capacidades de mensajería y herramientas internas que fomenten el compromiso de empleados y clientes.

TU RESULTADO:

Necesitas dar un paso más

Puede que ya hayas añadido algunos canales o que hayas puesto en marcha pruebas de software de experiencia del cliente. Eres capaz de gestionar las necesidades básicas del cliente; sin embargo, si hablamos de opciones más avanzadas, como bots o mensajería en cualquier momento, aún te queda camino por recorrer.

¿Y ahora qué?

En nuestra guía práctica, te guiaremos a través de las opciones tecnológicas de las que dispones y te mostraremos las prácticas recomendadas.

TU RESULTADO:

Dominas el mundo digital

Eres uno de los primeros en probar y comprar nuevas tecnologías. Controlas las plataformas digitales emergentes y planificas la formación del equipo y el presupuesto necesarios para implementar programas de forma profesional.

¿Y ahora qué?

Aunque estás a la vanguardia, nuestra guía práctica te ayudará a comprobar si estás asignando tus recursos a las áreas pertinentes.