¿En qué consiste una mala atención al cliente?

Cuando los clientes tienen una mala experiencia con el servicio de atención al cliente, no solo se enfadan sino que casi siempre se toman una revancha. Una encuesta realizada recientemente por ClickFox examinó las repercusiones de las malas experiencias con el servicio de atención al cliente. Mientras que un 52 por ciento de los clientes disgustados se desahoga con familiares y amigos, un sorprendente 32 por ciento abandona a la compañía que le ha dado una pésima atención. Y cuando los clientes usan las redes sociales para despotricar, más del 60 por ciento de los consumidores se ven influenciados por esos comentarios negativos.

Es difícil definir con precisión lo que significa una mala atención al cliente, pero las personas que han tenido experiencias negativas suelen señalar factores como la falta de rapidez en la atención y tener que explicar el problema a varios agentes.

Hay toda una nueva escuela de fidelidad donde se tienen que matricular las compañías, y pronto. Ahora no basta con esperar a que el cliente sufra una mala experiencia para después reaccionar. En su lugar, las compañías deben prevenir los desastres mucho antes de que sucedan.

¿En qué consiste una mala atención al cliente?
¿En qué consiste una mala atención al cliente?