La lucha para acabar con el hambre en el mundo puede empezar por decir gracias

Por qué Zendesk ha adoptado la inseguridad alimentaria como una de las áreas de interés de sus actividades en 2021

Por Laura Shear, Director de marketing de contenidos

Publicado el 2 de Marzo de 2021
Última actualización el 2 de Marzo de 2021

El 2020 ha trastocado la forma de trabajar de las empresas en todo el mundo. Los nuevos planteamientos en cuanto a objetivos, procesos y resultados, ahora que los empleados trabajan en gran medida en casa, han supuesto muchos cambios que afectan a todas las partes de una organización. En Zendesk, una de las áreas que considerábamos que teníamos que revisar en profundidad eran nuestros programas de impacto social. Dos hechos en concreto, la crisis sanitaria y económica mundial y el profundo descontento social en Estados Unidos, nos llevaron a replantearnos nuestra política de donaciones. Estaba claro que no bastaba con hacer aportaciones a las organizaciones locales. Necesitábamos también comprometernos con causas de mayor alcance.

Ese fue el motivo por el que en el 2020 hicimos una encuesta entre nuestros empleados para conocer cuáles eran las causas que más les interesaban. Revisamos sus comentarios, analizamos cómo podríamos nosotros, una empresa tecnológica, tener más impacto, y examinamos las relaciones actuales de Zendesk con organizaciones sin ánimo de lucro de todo el mundo. Este proceso de reflexión nos llevó a determinar cuatro áreas en las que centrar nuestra atención: inseguridad alimentaria, salud mental, brecha tecnológica y cambio climático.

Circunscribir nuestras actividades dentro de esos programas de impacto social a causas concretas, en lugar de poner el foco en las organizaciones a las que hemos hecho donaciones, ha destapado un entusiasmo colectivo en relación con estos problemas. Los empleados de Zendesk siempre han apoyado nuestra misión de impacto social y han dedicado parte de su tiempo a trabajar como voluntarios en las organizaciones sin ánimo de lucro locales. Sin embargo, con el nuevo énfasis en problemas concretos y bien definidos, hemos observado que ha aumentado el número de empleados comprometidos con nuestra misión.

Dos hechos en concreto, la crisis sanitaria y económica mundial y el profundo descontento social en Estados Unidos, nos llevaron a replantearnos nuestra política de donaciones. Estaba claro que no bastaba con hacer aportaciones a las organizaciones locales. Necesitábamos también comprometernos con causas de mayor alcance.

La inseguridad alimentaria no es exactamente una causa nueva para Zendesk. Las organizaciones que hemos subvencionado desde que fundamos la Zendesk Neighbor Foundation llevan mucho tiempo luchando contra la inseguridad alimentaria como parte de sus esfuerzos por reducir la pobreza y promover la igualdad.

“Zendesk siempre ha colaborado estrechamente con las organizaciones que luchan contra la inseguridad alimentaria en los lugares donde están nuestras oficinas, empezando por nuestro modelo de donaciones para apoyar la labor de las organizaciones sin ánimo de lucro locales y sus programas. Pero dado que este problema se está convirtiendo en un desafío sin precedentes en todo el mundo, nuestros esfuerzos se centran ahora en apoyar esta causa a nivel mundial", comenta Megan Trotter, directora del departamento de Impacto Social.

[Lectura relacionada: Cómo han cambiado el foco las organizaciones sin ánimo de lucro de la comunidad a la lucha contra la inseguridad alimentaria (en inglés)]

Reconocimiento de la crisis alimentaria mundial

La pandemia provocada por el COVID-19 ha aumentado de forma muy significativa la necesidad de más recursos y de prestar más atención a las cuatro áreas que hemos seleccionado. Sin embargo, en los primeros meses de 2021, nuestra atención se ha centrado en la crisis alimentaria mundial en particular. Como señala un artículo sobre el hambre en el mundo publicado por el Brookings Institute: “Debido al impacto del coronavirus en el sistema alimentario mundial, los años 2020 y 2021 serán testigos de los niveles de hambre más altos de los últimos diez años. Hoy en día, aproximadamente 2500 millones de personas —casi un tercio de la población mundial— sufre de hambre en alguna medida, ya que no tienen recursos suficientes para comprar la comida que les gustaría, en tanto que 800.000 personas están en una situación de inseguridad alimentaria muy grave, puesto que hay días enteros en que no pueden comer ni una sola vez".

Circunscribir nuestras actividades dentro de esos programas de impacto social a causas concretas, en lugar de poner el foco en las organizaciones a las que hemos hecho donaciones, ha destapado un entusiasmo colectivo en relación con estos problemas.

Estas desoladoras estadísticas vienen acompañadas de una mayor conciencia sobre el problema y un deseo de ayudar más. A nuestros empleados les preocupa este tema porque es un problema en su país, dentro de sus comunidades, y posiblemente dentro de su red cercana.

“Antes pensaba que el hambre y la falta de una alimentación adecuada era un problema de otros países. Sin embargo, la pandemia ha puesto de manifiesto la grave situación en la que se encuentran muchas de nuestras propias comunidades también”, comenta Suzanne Joyce-Phillips, asesora legal de Zendesk.

Los empleados tienen muy claro el privilegio que supone tener un trabajo, especialmente en un época en la que hay tanta gente en paro. Chris Carter, director del departamento de licitaciones y contenidos de Zendesk, lo expone sin rodeos: “Nosotros que tenemos suficiente comida estamos obligados a ayudar y a luchar por cambiar la situación".

[Lectura relacionada: Cómo ayudan los socios de Zendesk en Tech for Good a los refugiados en todo el mundo (en inglés)]

Zendesk ahora apoya a las organizaciones internacionales que luchan contra el hambre aguda en el mundo, como World Central Kitchen y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. Y seguimos subvencionando a organizaciones regionales que tienen una larga trayectoria de labor social en las comunidades donde viven muchos de nuestros empleados, como GLIDE en San Francisco, Second Harvest Food Bank en Madison, Food From the Heart en Singapur, West London Mission en Londres y la sección de Rise Against Hunger en Manila.

Esta crisis humanitaria necesita que todos colaboremos. Haz donaciones periódicas a los bancos de alimentos locales, contribuye a concienciar más a tu comunidad o estimula a tu empresa para que haga más.

Hay una forma sencilla de ayudar a esta causa, y puedes expresar tu agradecimiento a la vez. Conoce la última versión de Thank You Machine. Envía una nota a alguien a quien quieras dar las gracias, elige uno de los accesorios designados, y Zendesk donará 10 $ a World Central Kitchen.